Partida

Trabajando para la paz

Jordania está trabajando con los Estados Unidos, la Unión Europea y otros socios internacionales para abordar el único, el más importante y elemento clave de crisis, división, injusticia, extremismo e inestabilidad en la región: el conflicto Palestino-Israelí.

Jordania considera que es de alto interés para su seguridad nacional la solución a este conflicto, que también cumple con los intereses de la región y la comunidad internacional. 

Una solución justa para el conflicto Palestino-Israelí es aquella que permita una solución de dos estados y que acabe con el conflicto de una manera que beneficie a las dos partes. Dos estados con una Palestina soberana, independiente y viable, y un Israel con seguridad y reconocimiento.   

Esta es la base de todas las grandes propuestas internacionales, incluyendo la iniciativa ¨Arab Peace¨ del año 2002, que ha estado sobre la mesa por más de una década hasta ahora. Esta iniciativa promete ofrecer la paz y la seguridad a Israel, no solo con los palestinos, sino también con 57 países árabes y musulmanes.

Las negociaciones deberían ser un éxito antes de que la posibilidad de una solución de dos-estados desaparezca, y por tanto también desapareciera  una solución sobre el estatus final de temas claves que afectan profundamente a Jordania: fronteras, Jerusalén, refugiados y agua.

Jordania tiene esperanza. Como uno de los dos únicos estados árabes que han firmado un tratado de paz con Israel sabe que con buena voluntad por parte de todos y con el compromiso internacional, la paz está al alcance.