Santa Misa

El Cristianismo en Jordania

Los Cristianos forman una parte integral del tejido religioso y  social jordano; han existido en esta tierra desde los primeros días de Jesucristo (la paz sea con él).

St George Church in Madaba

Hoy en día, la comunidad Cristiana de Jordania prospera en paz y armonía, y tiene unas relaciones verdaderamente cálidas y respetuosas con sus conciudadanos musulmanes como compañeros, amigos y vecinos.

Tienen libertad de culto y pueden practicar sus tradiciones según sus propias creencias, disponiendo de sus leyes propias, según su estatus personal, y de tribunales de la Iglesia. Sus lugares sagrados y sus instituciones educativas están protegidos por el Estado.

Los cristianos en Jordania son por tanto una parte tan esencial de este país como la propia tierra. Han desempeñado, entre otros, papeles destacados en los campos de la política, la educación, la salud, el comercio, la industria, el turismo, la agricultura, la ciencia y las artes. 

 

Libertad e igualdad

La tradición jordana de abrazar y salvaguardar a toda su gente ha ayudado a proporcionar una base estable de la cual han surgido los principios de ciudadanía, libertad y pluralismo.

Una serie de instrumentos fundamentales e instituciones garantizan el cumplimiento, el respeto y la protección de los derechos civiles en el Reino. El instrumento más importante es la Constitución Jordana, la cual garantiza la igualdad de todos los ciudadanos jordanos independientemente de su raza, religión u origen. Además del Tribunal Constitucional recién establecido.

Jordania es signatario orgulloso de cartas internacionales de derechos humanos, incorporando sus principios a su legislación interna.